medicoespecialista.es.

medicoespecialista.es.

¿Qué es la microdermabrasión y cómo puede ayudarte?

La microdermabrasión es un tratamiento que se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años. Muchas personas han oído hablar de él, pero no saben exactamente en qué consiste o de qué manera puede ayudarles. En este artículo, te daremos una descripción detallada de la microdermabrasión, junto con información sobre sus beneficios, cómo se realiza el procedimiento y qué debes tener en cuenta antes y después del mismo.

¿Qué es la microdermabrasión?

La microdermabrasión es un procedimiento de exfoliación mecánica de la piel. Consiste en la eliminación de las capas más superficiales de la piel mediante la utilización de cristales finos o punta de diamantes, que son frotados por la piel con delicadeza. La microdermabrasión es un tratamiento no invasivo y se realiza en la piel del rostro, aunque puede hacerse también en el cuello, escote y manos.

Beneficios de la microdermabrasión

La microdermabrasión tiene muchos beneficios para la piel. A continuación, te contamos los más destacados:

Elimina las células muertas.

El primer beneficio de la microdermabrasión es que elimina las células muertas de la piel. Las capas más externas de la piel son las que se ven afectadas por todas las influencias del medio ambiente. Estos factores pueden ser desde la contaminación hasta los rayos del sol, lo que hace que se acumulen células muertas en la superficie de la piel. La microdermabrasión ayuda a retirarlas para dar paso a nuevas células más jóvenes, lo que ayuda a mejorar la apariencia de la piel, otorgando un look más suave y radiante.

Estimula la producción de colágeno.

La microdermabrasión es una forma muy efectiva de estimular la producción de colágeno, que es la proteína que se encarga de mantener la piel firme. A medida que envejecemos, la producción de colágeno disminuye, lo que puede hacer que la piel pierda su elasticidad. Al estimular la producción de colágeno, la microdermabrasión puede ayudar a que la piel se vea más joven y saludable.

Reduce el acné y las cicatrices.

Otro beneficio de la microdermabrasión es que puede ayudar a reducir el acné y las cicatrices en la piel. La acumulación de células muertas y la producción excesiva de sebo son dos factores que contribuyen a la formación del acné. La microdermabrasión ayuda a eliminar estas células muertas y libera los poros obstruidos. También puede ayudar a suavizar cicatrices y marcas en la piel.

Mejora la apariencia de las manchas y los poros dilatados.

La microdermabrasión también puede ayudar a mejorar la apariencia de las manchas y los poros dilatados. Cuando las células muertas se acumulan en la piel, pueden contribuir a la aparición de manchas oscuras y a hacer que los poros se vean más grandes. La eliminación de estas células muertas puede ayudar a que la piel se vea más uniforme en su textura y color.

Mejora la absorción de productos cutáneos en la piel.

La microdermabrasión también puede ayudar a mejorar la absorción de productos cutáneos en la piel. Una vez removidas las células muertas de la piel, esta estará más receptiva a los tratamientos. De esta manera se optimizan los resultados de otros tratamientos, como las cremas y los sueros, que se aplican después del procedimiento.

¿Cómo se realiza la microdermabrasión?

La microdermabrasión es un procedimiento que se realiza en una clínica de dermatología u otro centro especializado. A continuación, te explicamos los pasos que se suelen seguir en el procedimiento:

1. Limpieza de la piel.

Antes de comenzar la microdermabrasión, el especialista limpiará tu piel para asegurarse de que esta esté libre de cualquier elemento ajeno que pueda interferir con el tratamiento.

2. Protección ocular.

Como los cristales o la punta de diamante pueden volar en el aire durante el procedimiento, se te proporcionará protección ocular antes de comenzar el tratamiento.

3. Microdermabrasión.

El profesional aplicará ya sea unos cristales finos o una punta de diamante para acariciar suavemente tu piel, eliminando las células muertas. Este proceso puede tomar hasta 30 minutos dependiendo del área tratada.

4. Limpiar la piel de nuevo.

Después de la microdermoabrasión, se limpia la piel nuevamente. Se la hidrata se le aplica un protector solar.

¿Qué debes tener en cuenta antes y después de la microdermabrasión?

Antes de la microdermabrasión, hay algunas precauciones que debes tener en cuenta. Por ejemplo, debes evitar los tratamientos agresivos en la piel como la donación de sangre o los tratamientos con láser durante al menos dos semanas antes del procedimiento. También debes evitar el uso de productos que contengan ácido retinoico una semana antes y después de la microdermabrasión, ya que esto puede irritar la piel. Después de la microdermabrasión, es importante que sigas las recomendaciones del profesional. La piel puede estar un poco más sensible después del procedimiento, por lo que debes evitar el sol y el uso de productos abrasivos en la piel durante los primeros días después de la microdermabrasión. También debes asegurarte de mantener la piel hidratada y el uso de protector solar.

Conclusión

Como has podido comprobar, la microdermabrasión es una forma efectiva y no invasiva de mejorar la salud y apariencia de la piel. Si estás buscando una manera de reducir las cicatrices, mejorar la apariencia de las manchas o simplemente conseguir una piel más suave y radiante, la microdermabrasión puede ser una buena opción para tí. ¡Ponte en contacto con un especialista para obtener más información sobre si la microdermabrasión es una buena opción para ti!