medicoespecialista.es.

medicoespecialista.es.

Microdermabrasión para eliminar las células muertas de la piel

La microdermabrasión es un tratamiento cada vez más popular en la industria del cuidado de la piel para conseguir una piel más suave, saludable y radiante. Esta técnica consiste en la eliminación de las células muertas de la piel mediante la aplicación de cristales finos o una punta de diamante en la superficie de la piel. En este artículo, hablaremos más a fondo sobre la microdermabrasión y cómo puede beneficiar la salud de tu piel.

¿Qué es la microdermabrasión?

La microdermabrasión es un tratamiento que se lleva a cabo en un consultorio médico o en un spa y que utiliza un dispositivo mecánico para exfoliar la piel. Este dispositivo puede ser una varita recubierta de polvo de cristal o una punta de diamante que elimina las células muertas de la capa superior de la piel. Este proceso seguro y no invasivo de eliminación de células muertas de la piel, permite que la piel recupere su brillo natural y adopte un aspecto más saludable.

Además, la microdermabrasión suele ir más allá de la exfoliación convencional de la piel, que sólo elimina las células muertas en la superficie. La microdermabrasión elimina una capa más profunda de células muertas para lograr una piel más suave, firme y brillante.

Beneficios de la microdermabrasión

Además de eliminar las células muertas de la piel, la microdermabrasión ofrece varios beneficios para la salud de la piel. Uno de los principales beneficios es que mejora la apariencia de la piel y reduce los signos visibles del envejecimiento, como las arrugas, las manchas oscuras y las líneas finas.

También mejora la textura de la piel y reduce los poros dilatados, dejándola suave y uniforme. La microdermabrasión es un tratamiento seguro para la mayoría de tipos de piel y no causa ningún efecto secundario grave.

¿Cómo se lleva a cabo la microdermabrasión?

La microdermabrasión se lleva a cabo en una sala de tratamiento y por lo general, toma entre 30-60 minutos dependiendo del alcance del tratamiento. El procedimiento comienza con una limpieza facial suave para preparar la piel. Luego, se aplica un dispositivo mecánico que exfolia la piel y succiona las células muertas eliminadas.

Es normal sentir una pequeña sensación de picazón o ardor durante el tratamiento, pero esto desaparecerá poco después de la sesión. La microdermabrasión no es un tratamiento doloroso y en la mayoría de los casos, el paciente puede volver a sus actividades normales después del tratamiento.

¿Cuántas sesiones de tratamiento se necesitan?

El resultado de la microdermabrasión es visible después de la primera sesión, pero se recomienda un tratamiento regular para mantener los resultados y conseguir una piel más sana en general. Normalmente, se recomienda tener sesiones de tratamiento espaciadas por dos o cuatro semanas.

Se pueden necesitar entre cuatro y seis sesiones para lograr el resultado deseado. Después de la sesión, se puede recomendar el uso de un protector solar para proteger la piel del sol y mantenerla sana.

Conclusión

La microdermabrasión es un tratamiento seguro y no invasivo que elimina las células muertas de la piel para lograr una piel más sana y radiante. Además de mejorar la apariencia de la piel y reducir los signos visibles del envejecimiento, la microdermabrasión mejora la textura de la piel y reduce los poros dilatados.

La microdermabrasión es una técnica de cuidado de la piel muy recomendable para personas con piel sensible, y es una buena alternativa a los peelings químicos y a la cirugía estética invasiva para mantener la piel sana y joven. Como siempre, es importante consultar a un profesional médico de dermatología antes de someterse a cualquier tratamiento para la piel.