medicoespecialista.es.

medicoespecialista.es.

Las verrugas en niños: ¿cuándo preocuparse?

Las verrugas en niños: ¿cuándo preocuparse?

Las verrugas son crecimientos cutáneos benignos causados por el virus del papiloma humano (VPH). Aunque pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, son más comunes en las manos, pies y el área genital. Muchos niños tienen verrugas en algún momento de su vida, y aunque a menudo son inofensivas, saber cuándo preocuparse es importante.

¿Qué son las verrugas?

Las verrugas son pequeñas protuberancias de la piel que se desarrollan debido a la infección por el virus del papiloma humano (VPH). Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en las manos y los pies. La mayoría de las verrugas son inofensivas y desaparecen sin tratamiento, pero algunas pueden convertirse en un problema más serio.

Tipos de verrugas

Existen varios tipos de verrugas y cada uno tiene sus propios síntomas y tratamientos. Los tipos más comunes incluyen:

- Verrugas comunes: Estas son las verrugas más comunes y se desarrollan como pequeñas protuberancias endurecidas y ásperas en las manos, los dedos y las uñas. También pueden aparecer en los codos o las rodillas y, a menudo, tienen un aspecto de "coliflor".

- Verrugas plantares: Estas verrugas se desarrollan en la planta del pie y son planas y duras con una apariencia escamosa. Pueden ser dolorosas al caminar o pararse durante largos períodos.

- Verrugas filiformes: Estas verrugas tienen una apariencia similar a la de un cabello, y generalmente se encuentran en la cara, el cuello, las axilas o la ingle.

- Verrugas genitales: Estas verrugas aparecen en los genitales y el área anal y son causadas por ciertos tipos de VPH. Son altamente contagiosas y es importante buscar tratamiento médico.

- Verrugas planas: Estas verrugas son planas y suaves y se desarrollan en grupos. A menudo se encuentran en la cara o en las piernas.

Causas

Las verrugas son causadas por el virus del papiloma humano (VPH). El VPH se transmite a través del contacto directo con una verruga o una persona infectada. También se pueden propagar al caminar descalzo en zonas húmedas y cálidas, como piscinas públicas y duchas.

Síntomas

Los síntomas de las verrugas pueden variar según su tipo y ubicación. Los síntomas comunes incluyen:

- Verrugas comunes: protuberancias ásperas y duras que a menudo se asemejan a la coliflor.

- Verrugas plantares: protuberancias ásperas y duras que se desarrollan en la planta del pie y pueden ser dolorosas al caminar o pararse.

- Verrugas genitales: protuberancias en el área genital y anal que pueden ser planas o elevadas y con forma de coliflor.

- Verrugas filiformes: protuberancias delgadas y alargadas con un aspecto similar al de un cabello.

- Verrugas planas: pequeñas protuberancias planas y suaves que a menudo aparecen en grupos.

Tratamientos

La mayoría de las verrugas no necesitan tratamiento y desaparecerán sin tratamiento en un período de 6 meses a 2 años. Sin embargo, si la verruga está en una ubicación incómoda o dolorosa, o si está causando problemas cosméticos, puede ser necesario el tratamiento.

Los tratamientos comunes incluyen:

- Crioterapia: Se utiliza nitrógeno líquido para congelar la verruga.

- Terapia con láser: Se utiliza un láser para quemar la verruga.

- Tratamientos tópicos: Se utilizan cremas o lociones para destruir la verruga.

- Extirpación quirúrgica: Se extirpa la verruga bajo anestesia local.

Prevención

Es importante tomar medidas para prevenir las verrugas. Algunas medidas preventivas incluyen:

- Evite caminar descalzo en áreas públicas, especialmente en duchas y piscinas compartidas.

- No comparta objetos personales, como toallas y zapatos.

- Mantenga las manos y los pies secos y limpios.

- No toque las verrugas de otras personas y no deje que otras personas toquen las suyas.

¿Cuándo preocuparse?

En la mayoría de los casos, las verrugas son inofensivas y desaparecen sin tratamiento. Sin embargo, hay algunas situaciones en las que es importante buscar atención médica.

- Si la verruga cambia de tamaño o forma: Si la verruga comienza a crecer rápidamente o cambia su forma, color o textura, es importante buscar atención médica. Esto podría ser una señal de que la verruga está progresando a algo más serio.

- Si hay dolor: Si la verruga está causando dolor al caminar o pararse, o si duele al tocarla, es importante buscar atención médica.

- Si hay sangrado: Si la verruga comienza a sangrar, es importante buscar atención médica inmediata. Esto podría ser una señal de que la verruga se ha convertido en un problema más serio.

Conclusión

Las verrugas son comunes en los niños y, en la mayoría de los casos, son inofensivas y desaparecen sin tratamiento. Sin embargo, es importante estar atento a cualquier cambio en la verruga, ya que podría ser una señal de algo más serio. Si tiene alguna preocupación sobre una verruga en su hijo, es importante buscar atención médica. Al tomar medidas preventivas y buscar tratamiento cuando sea necesario, puede reducir el riesgo de que su hijo desarrolle verrugas innecesarias.