medicoespecialista.es.

medicoespecialista.es.

La terapia fotodinámica: Tratamiento de elección para la queratosis actínica

La terapia fotodinámica: Tratamiento de elección para la queratosis actínica La queratosis actínica o queratosis solar es una enfermedad de la piel que se produce como resultado de la exposición prolongada al sol. Es una lesión precancerosa que puede evolucionar hacia un carcinoma de células escamosas si no se trata a tiempo. La terapia fotodinámica se ha convertido en el tratamiento de elección para esta afección.

¿Qué es la terapia fotodinámica?

La terapia fotodinámica es un procedimiento médico que utiliza una combinación de luz y fotosensibilizadores para tratar lesiones de la piel. El objetivo de esta terapia es destruir células anormales sin dañar el tejido sano circundante. La terapia fotodinámica consta de dos partes: la aplicación del fotosensibilizante y la exposición a la luz. Los fotosensibilizantes son agentes químicos que se absorben selectivamente por las células cancerosas. Posteriormente, se expone la zona tratada a una luz especial que activa los fotosensibilizantes y genera una reacción química que destruye las células anormales.

¿Cómo se realiza la terapia fotodinámica?

La terapia fotodinámica es un procedimiento médico que se realiza en una consulta dermatológica. El paciente se somete a una preparación previa que puede incluir la retirada de la capa superior de células de la piel, lo que se conoce como desbridamiento. Una vez que la zona afectada está preparada, se aplica el fotosensibilizante tópicamente en la piel, preferiblemente en forma de crema. La crema se debe aplicar en una capa uniforme para cubrir toda la zona afectada. Se debe dejar actuar durante un período de tiempo que varía según el tipo de fotosensibilizante utilizado y la zona del cuerpo que se va a tratar. Después de este período, se expone la zona a una luz especial que activa el fotosensibilizante y genera una reacción química que destruye las células anormales. La duración de la exposición también varía dependiendo del tipo de fotosensibilizante utilizado y de la zona a tratar.

¿Por qué la terapia fotodinámica es el tratamiento de elección para la queratosis actínica?

La terapia fotodinámica es el tratamiento de elección para la queratosis actínica porque es altamente efectiva y tiene una tasa de curación superior al 90%. A diferencia de otros tratamientos, la terapia fotodinámica es menos invasiva y no deja cicatrices. La terapia fotodinámica también tiene la ventaja de tratar lesiones pre-cancerosas no invasivas, lo que puede prevenir la aparición de cáncer de piel en el futuro. El uso de la terapia fotodinámica para la queratosis actínica también tiene una serie de beneficios adicionales. Por ejemplo, puede reducir la apariencia de arrugas y manchas de la piel. También puede tratar otras afecciones dermatológicas, como el acné.

Precauciones y efectos secundarios

Aunque la terapia fotodinámica es un tratamiento relativamente seguro y efectivo, es importante tener en cuenta que puede haber efectos secundarios y precauciones a considerar. Entre los efectos secundarios más comunes se incluyen dolor, hinchazón, enrojecimiento y descamación de la piel. Estos efectos secundarios suelen durar unos pocos días después del tratamiento. También se puede observar una sensibilidad a la luz solar en los días posteriores al tratamiento, por lo que se recomienda evitar la exposición al sol durante al menos 48 horas después de la terapia fotodinámica. Otras precauciones que se deben tomar antes de la terapia fotodinámica incluyen informar al dermatólogo de cualquier medicamento que se esté tomando y evitar la exposición al sol durante las 24 horas previas al procedimiento.

Conclusión

La terapia fotodinámica se ha convertido en el tratamiento de elección para la queratosis actínica debido a su alta eficacia y menor invasividad en comparación con otros tratamientos. Es un procedimiento relativamente seguro que ha demostrado ser efectivo en la destrucción de células anormales de la piel. Aunque puede haber efectos secundarios y precauciones, éstos pueden minimizarse siguiendo las instrucciones del dermatólogo. En resumen, si usted padece queratosis actínica, la terapia fotodinámica puede ser una opción de tratamiento adecuada para usted. Consulte a su dermatólogo para discutir si este procedimiento es adecuado para su caso específico y para recibir más información sobre los beneficios y riesgos de la terapia fotodinámica.