medicoespecialista.es.

medicoespecialista.es.

Estimulación eléctrica cutánea en el tratamiento de neuropatías periféricas

La neuropatía periférica es un trastorno que afecta a los nervios periféricos del cuerpo, lo que causa una variedad de síntomas, incluyendo dolor, entumecimiento, hormigueo y debilidad muscular. A menudo, es causada por enfermedades crónicas como la diabetes o el alcoholismo, pero también puede surgir como resultado de lesiones traumáticas o infecciones. Aunque existen varios tratamientos para la neuropatía, algunos pacientes no ven mejoras significativas en sus síntomas con las terapias convencionales. Aquí es donde entra en juego la estimulación eléctrica cutánea.

La estimulación eléctrica cutánea, o CES por sus siglas en inglés, es una terapia no invasiva que utiliza pequeñas corrientes eléctricas para estimular las terminales nerviosas de la piel. Aunque originalmente fue desarrollada para tratar la ansiedad y el dolor crónico, se ha demostrado que la CES también es efectiva en el tratamiento de la neuropatía periférica y otros trastornos relacionados con los nervios.

¿Cómo funciona la estimulación eléctrica cutánea?

La CES utiliza electrodos colocados en la piel que suministran impulsos eléctricos de baja intensidad a las terminales nerviosas de la piel. Estos impulsos estimulan las vías sensoriales y motoras, mejorando la circulación sanguínea y aumentando el flujo de oxígeno y nutrientes en la zona afectada.

Además, la CES también tiene un efecto analgésico, reduciendo la percepción del dolor en el paciente. Al estimular los nervios periféricos, la CES puede aumentar la producción de endorfinas, los neurotransmisores naturales del cuerpo que alivian el dolor y promueven una sensación de bienestar.

Beneficios de la estimulación eléctrica cutánea en el tratamiento de neuropatías periféricas

La estimulación eléctrica cutánea tiene varios beneficios en el tratamiento de la neuropatía periférica y otros trastornos relacionados con los nervios. A continuación, se presentan algunos de los principales beneficios de la CES:

- Alivio del dolor: como se mencionó anteriormente, la CES puede reducir la percepción del dolor en el paciente, proporcionando un alivio efectivo para el dolor crónico que no responde a otros tratamientos.

- Mejora de la circulación sanguínea: la CES mejora la circulación sanguínea en la zona afectada, lo que aumenta el suministro de oxígeno y nutrientes a los tejidos y ayuda a acelerar la curación.

- Reducción de la inflamación: la CES también puede reducir la inflamación en la zona afectada, lo que puede reducir el dolor y otros síntomas asociados con la neuropatía periférica.

- Menos efectos secundarios: A diferencia de algunos de los tratamientos convencionales para la neuropatía periférica, la CES no tiene muchos efectos secundarios, lo que la convierte en una alternativa atractiva para los pacientes que deseen reducir su consumo de medicamentos.

- Efectos duraderos: se ha demostrado que los efectos de la CES son duraderos y sostenidos con el tiempo, lo que significa que los pacientes pueden disfrutar de los beneficios a largo plazo después del tratamiento.

Cómo se realiza la terapia de la estimulación eléctrica cutánea

La estimulación eléctrica cutánea es un tratamiento no invasivo y no doloroso que generalmente se realiza en un consultorio médico. Durante la sesión, se colocan electrodos en la piel sobre la zona afectada, y se suministran suaves corrientes eléctricas al área a través de los electrodos. El tratamiento generalmente dura entre 30 y 60 minutos, y los pacientes pueden requerir varios tratamientos antes de ver resultados significativos.

Los pacientes también pueden recibir dispositivos portátiles para usar en casa. Estos dispositivos permiten a los pacientes tener más autonomía y control sobre su tratamiento y reducir el número de visitas que deben realizar al consultorio médico.

Conclusiones

La neuropatía periférica es un trastorno crónico que puede afectar significativamente la calidad de vida de los pacientes. Aunque existen varios tratamientos disponibles, muchos pacientes no ven mejoras significativas en sus síntomas y, en algunos casos, pueden desarrollar efectos secundarios no deseados.

La estimulación eléctrica cutánea es una terapia no invasiva y efectiva en el tratamiento de la neuropatía periférica y otros trastornos relacionados con los nervios. Al estimular las vías sensoriales y motoras, la CES mejora la circulación sanguínea, reduce la inflamación y alivia el dolor crónico.

Si bien cada paciente es único y los resultados pueden variar, la CES es una alternativa atractiva para aquellos que deseen reducir su consumo de medicamentos y mejorar su calidad de vida. Si está interesado en probar la terapia de la estimulación eléctrica cutánea para su neuropatía periférica, consulte a su médico para determinar si es adecuada para usted.