medicoespecialista.es.

medicoespecialista.es.

Errores comunes al tratar la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que afecta a alrededor del 2% de la población mundial. Aunque no se sabe exactamente qué la causa, se cree que es una combinación de factores genéticos, ambientales y del sistema inmunológico. La psoriasis puede aparecer en cualquier momento de la vida, pero suele manifestarse entre los 15 y los 35 años.

Síntomas de la psoriasis

La psoriasis se manifiesta en forma de placas rojas, escamosas y elevadas que aparecen en diversas partes del cuerpo, especialmente en los codos, las rodillas, el cuero cabelludo y la parte baja de la espalda. Estas placas pueden ser dolorosas y picar, y algunas personas experimentan dolor en las articulaciones, especialmente en los dedos de las manos y los pies.

En algunos casos, la psoriasis puede ser muy leve y pasar desapercibida, pero en otros puede ser muy grave y afectar significativamente la calidad de vida de las personas afectadas. Algunos pacientes pueden experimentar problemas emocionales como ansiedad, depresión y baja autoestima debido a su apariencia.

Aunque la psoriasis no tiene cura, existen varias formas de controlar sus síntomas. Desafortunadamente, muchas personas cometen errores comunes al tratar la psoriasis que pueden empeorar la situación. A continuación se enumeran algunos de los errores más comunes que se cometen al tratar la psoriasis.

No seguir el tratamiento prescrito

Es importante seguir el tratamiento prescrito por el médico exactamente como se le indicó. Esto puede incluir aplicar cremas o ungüentos, tomar medicamentos orales o inyectables, o usar un dispositivo de fototerapia en casa o en una clínica. Si no se sigue el tratamiento prescrito, la psoriasis puede empeorar y los síntomas pueden ser más difíciles de controlar.

No hidratar adecuadamente la piel

La piel seca puede empeorar los síntomas de la psoriasis, por lo que es importante hidratar la piel regularmente. Use una crema hidratante especialmente formulada para la psoriasis y aplique después de bañarse para ayudar a atrapar la humedad. También puedes aplicar una crema humectante en la piel antes de acostarte para ayudar a prevenir la sequedad durante la noche.

No llevar una alimentación saludable

Una alimentación saludable puede ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo y mejorar la salud en general. Algunos alimentos que se sabe que provocan inflamación incluyen productos lácteos, carnes rojas y alimentos procesados. En cambio, se recomienda una dieta rica en frutas, verduras y pescado.

No controlar el estrés

El estrés puede empeorar la psoriasis, por lo que es importante controlarlo tanto como sea posible. Las técnicas de relajación como la meditación, el tai chi y el yoga pueden ayudar a reducir el estrés y mejorar la salud mental.

No hacer ejercicio regularmente

El ejercicio regular puede ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo y mejorar la movilidad de las articulaciones. Si bien el ejercicio no cura la psoriasis, puede ayudar a controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida en general.

No buscar ayuda emocional

Cuando se tiene psoriasis, es común sentirse deprimido, ansioso o frustrado. Buscar ayuda emocional, ya sea a través de amigos y familiares, grupos de apoyo o un terapeuta, puede ayudar a enfrentar estos sentimientos y mejorar la calidad de vida en general.

Conclusión

La psoriasis puede ser una enfermedad desafiante, pero no es el fin del mundo. Si se sigue un plan de tratamiento adecuado, se mantiene una rutina de cuidado de la piel y se controlan factores como la alimentación, el estrés y el ejercicio, es posible mantener los síntomas bajo control y llevar una vida plena y activa.

Si tiene psoriasis, es importante trabajar en estrecha colaboración con su médico para desarrollar un plan de tratamiento que sea adecuado para usted. Con paciencia, perseverancia y un poco de ayuda emocional, es posible manejar la psoriasis y llevar una vida saludable y feliz.