medicoespecialista.es.

medicoespecialista.es.

¿Cómo se transmite la sarna?

La sarna es una enfermedad de la piel que se produce cuando un ácaro diminuto, Sarcoptes scabiei, excava la piel y pone sus huevos. La sarna es altamente contagiosa y puede afectar a personas de todas las edades. En este artículo, hablaremos sobre cómo se transmite la sarna.

Síntomas de la sarna

Antes de hablar sobre cómo se transmite la sarna, es importante conocer los síntomas de la enfermedad. Los síntomas de la sarna pueden ser diferentes para cada persona, pero los más comunes son: - Picazón intensa, especialmente por la noche. - Erupciones cutáneas que parecen ampollas y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. - Líneas finas y rojas en la piel que indican el camino que ha tomado el ácaro. - Costras y picaduras que pueden infectarse si se rascan demasiado.

Cómo se transmite la sarna

La sarna se transmite por contacto directo con una persona o animal infectado. El ácaro de la sarna puede sobrevivir en la piel o la ropa durante varios días, por lo que también puede propagarse a través de objetos contaminados, como sábanas, toallas, ropa y muebles.

Contacto piel con piel

La forma más común en que se transmite la sarna es a través del contacto piel con piel con una persona infectada. Esto incluye abrazos, apretones de manos, actividades sexuales y cualquier otro contacto cercano. La sarna puede propagarse rápidamente en lugares donde hay mucha gente, como hogares, escuelas, hogares de ancianos y prisiones.

Contacto con objetos contaminados

También es posible contraer sarna al entrar en contacto con objetos contaminados. Si una persona infectada utiliza una toalla, ropa de cama, prenda de vestir o mueble, el ácaro de la sarna puede depositarse en el objeto y sobrevivir ahí durante varios días. Si otra persona entra en contacto con el objeto y toca su piel, puede contagiarse de sarna.

Factores de riesgo para la transmisión de la sarna

Algunos factores pueden aumentar el riesgo de contraer sarna, como: - Vivir en condiciones de hacinamiento, como en hogares de ancianos, prisiones y refugios. - Tener contacto cercano con personas o animales infectados. - Tener un sistema inmunológico debilitado, como en personas con VIH/sida o enfermedades autoinmunitarias. - Ser un niño, ya que la sarna es más común en niños que en adultos. - Ser persona sin hogar.

Prevención de la sarna

La mejor manera de evitar la sarna es evitar el contacto directo con personas o animales infectados. También es importante lavar la ropa y la ropa de cama con frecuencia y en agua caliente para matar cualquier ácaro de la sarna que pueda estar presente. Si se sospecha que se tiene sarna, es importante buscar atención médica inmediata. El tratamiento consiste en medicamentos para matar los ácaros de la sarna y aliviar los síntomas. Las personas que han estado en contacto cercano con una persona infectada también deben examinarse y posiblemente tratarse para evitar la propagación de la enfermedad.

Conclusión

La sarna es una enfermedad altamente contagiosa de la piel que se transmite por contacto directo con una persona o animal infectado. También puede propagarse a través de objetos contaminados. Para prevenir la sarna, es importante evitar el contacto directo con personas o animales infectados y lavar la ropa y la ropa de cama con frecuencia. Si se sospecha que se tiene sarna, es importante buscar atención médica inmediata y tomar medidas para evitar la propagación de la enfermedad.